El amor de los dioses

Estimados seguidores.

Decía Pessoa que es con los genios que los dioses le recuerdan a los hombres todo su amor. Es entonces que uno puede entender que, a veces a cuenta gotas, nuestro terruño ha sido bien amado. Eielson y Ribeyro son dos de la figuran que lo prueban. Vamos cerrando el 2015 y lo hacemos de la mejor forma, pues tenemos el agrado de presentarles a estos autores de culto en nuevas ediciones.

El primer título que destacamos es “Las respuestas del mudo”, conjunto de entrevistas a Julio Ramón Riberyro seleccionadas por Jorge Coaguila. La figura de Ribeyro abordada por diversos autores como Roland Forgues, Gregorio Martinez, César Lévano o Abelardo Oquendo. Son 31 entrevistas que recogen la evolución de Ribeyro desde los años 60, las primneras impresiones apropósito de sus primeros coqueteos con el reconocimiento, sus reflexiones acerca de los valores simbólicos de sus cuentos, su opinión acerca de esa etiqueta de “escritor marginal” con la que convivió hasta el final de su carrera. En fin, una suma de entrevistas que nos ayuda a conocer un poco más cerca a uno de los autores que este desde hace un par de años viene siendo rescatado (con justicia) por muchas editoriales.

El otro libro tiene el encanto de haber visto la luz bajo el cuidado de nuestros hermanos de Librería Anticuaria Sur, quienes junto a Lustra editores han editado (por fin), el trabajo poético de Jorge Eduardo Eielson. Reunido en dos tomos, Poeta en Roma y Poeta en Lima, la presente edición a cargo de Martha Canfield ha recopilado los poemarios que Eielson trabajara en su etapa de 1942-1947 en Lima, y los de su etapa más experimental de 1952-1965, ya asentado en Roma como escritor y artista plástico. ¿De qué nos hablan estos poemas? Podría decirse que de una infinidad de temas, pero creo que basicamente nos habla de la ambición. La ambición como tesis de vida, la ambición por la palabra como medio de vida, como parto constante de nuevas formas de lo humano. El genio de Eielson merece ser rescatado por esa ambición de la que hoy conviene preguntarnos si alguno de nuestros referentes literarios podrá reproducir al nivel de Jorge Eduardo.

Los grandes genios, decía Pessoa, son amados por los Dioses y por eso son llevados tempranamente. Como regalo para los mortales, han de quedarnos entonces cientos de páginas. No se queden sin conocer un poco más a estos grandes de nuestra literatura.

Sus libros los esperan.

Dio Vargas.

12395559_10207296442322449_2065648273_n

12395262_10207296440722409_1868156320_n

Share this post
  , , , , , , , , ,